CA
Carta Del Presidente

CARTA DEL PRESIDENTE

JOSÉ ORIOL SALA ARLANDIS

Apreciados socios y apreciadas socias:

2017 ha sido uno de los años más especiales para Caja de Ingenieros, el de su quincuagésimo aniversario, que hemos podido celebrar gracias a la confianza que nuestros socios nos han otorgado a lo largo de estos años. Esta confianza ha permitido la consolidación y el afianzamiento de nuestro modelo de negocio, como se desprende en nuestra trayectoria y en los resultados que  aquí le presentamos.

La banca cooperativa se está consolidando  en Europa y ya representa más de un 20% de la cuota de mercado. Sin duda, la clave del éxito de este modelo, del que Caja de Ingenieros forma parte, es la apuesta por el desarrollo de la economía de proximidad y  fomentando los proyectos de los profesionales y las pymes, la responsabilidad hacia los socios y la sociedad a la que pertenece, así como el fomento de la sostenibilidad, entre otros. Precisamente, la banca cooperativa alcanza una cuota de mercado de financiación de las pymes muy superior al 30% en el mercado europeo, dato que muestra este compromiso con el desarrollo económico.

Con motivo del aniversario de Caja de Ingenieros, en el mes de junio fuimos los anfitriones de la Comisión Ejecutiva de la EACB (European Association of Co-operative Banks) que, por primera vez, se celebraba en España. Este encuentro sirvió para reafirmar nuestro compromiso con el modelo de banca cooperativa.

2017 no ha sido un ejercicio fácil, pero lo hemos afrontado de la manera que nos caracteriza: con prudencia, medida y templanza, preservando siempre nuestro enfoque de gestión del riesgo en todo momento. Esta actuación, como es notable, fue especialmente relevante en el cuarto trimestre, periodo en el que mantuvimos el posicionamiento que hemos tenido a lo largo de nuestra historia y que se basa en actuar pensando en lo mejor para nuestros socios y para la Entidad, en línea con las bases institucionales que regulan el sistema financiero.

2017 no ha sido un ejercicio fácil, pero lo hemos afrontado de la manera que nos caracteriza: con prudencia, medida y templanza, preservando siempre nuestro enfoque de gestión del riesgo en todo momento.

Preservar el patrimonio de nuestros socios es uno de los principales objetivos que guían  nuestra actividad. Una prueba de ello es que desde la crisis, en 2008, hemos mantenido una posición de extraordinaria fortaleza, como siguen mostrando a día de hoy nuestros principales indicadores. La capacidad de adaptación a los acontecimientos cambiantes nos ha ayudado a cumplir con nuestra razón de ser: prestar servicio a los socios y asegurar un  flujo de financiación siempre dentro de nuestras líneas de solvencia, liquidez o calidad de los activos. Podríamos decir, pues, que hemos transitado por la crisis construyendo futuro, ampliando nuestros servicios y nuestra  base de socios y absorbiendo los requisitos reguladores; y todo ello en un sector bancario inmerso en un proceso de concentración. Esta actitud que hemos mantenido ha sido conocida y reconocida en el mercado y ha dado mayor impulso a nuestro modelo de negocio y servicio. 

Estamos convencidos de que ser fieles a nuestros valores cooperativos –responsabilidad, prudencia, proximidad, sostenibilidad, transparencia...– nos han  hecho merecedores de la confianza de todos los socios. Y esta confianza se transforma en uno de los índices de recomendación más altos del sector, ya que Caja de Ingenieros ha obtenido en el año 2017 un NPS (Net Promoter Score) del 44,7% frente al 0,1% del conjunto del mercado financiero. Cabe decir que esta recomendación es el motivo principal por el que los nuevos socios optan por unirse a la Entidad y, por eso, a finales de 2017 ya éramos más de 160.000.

Hemos abierto 3 nuevas oficinas respondiendo a las necesidades de nuestros socios. Por un lado, en Valencia hemos estrenado un nuevo concepto de oficina para nuestros socios más jóvenes, ImaginaLab, situada en el Campus de la Universidad Politécnica de Valencia, y también hemos ampliado nuestra oficina del centro de la ciudad, ahora mucho más accesible y moderna. Por otro lado, hemos abierto oficinas en Mataró y Terrassa como resultado del acuerdo que Caja de Ingenieros ha cerrado con Mútua General de Catalunya, que incluye la apertura de oficinas de nuestra Entidad claramente identificadas en sus dependencias.

Me gustaría destacar también la apuesta de Caja de Ingenieros por los productos socialmente responsables.  Por ello, hemos lanzado dos nuevos vehículos de inversión que tienen en cuenta no solo criterios de selección financieros, sino también los de sostenibilidad y medioambientales, con un importante foco en la lucha contra el cambio climático: el fondo de inversión CI Environment ISR, FI, y el plan de pensiones CI Climate Sustainability ISR, PP.

No quisiera dejar de recordar la tarea llevada a cabo por la Fundación Caja de Ingenieros, a través de la cual canalizamos gran parte de nuestra acción social. En 2017 hemos cerrado nuevos convenios con la Universitat Autònoma de Barcelona, la Universidad de Deusto y ESADE, con la que presentamos un estudio sobre el cálculo de la huella de carbono: “La transición hacia una economía baja en carbono, una mirada sobre el sector financiero y el sector alimentario”. También hemos seguido apostando, como cada año, por la innovación, el emprendimiento y la educación otorgando la Beca Isabel de P. Trabal o con el concurso “Ideas Making Point”. Este año, y para celebrar el 50 aniversario de la Entidad, la Fundación ha hecho una aportación especial con el premio “Acción 50”. Los socios se implicaron votando los proyectos de una de las tres líneas de actuación (formación, reinserción laboral y sostenibilidad) de la Fundación. Así, las iniciativas ganadoras recibieron una aportación especial para sacar adelante sus proyectos sociales. 

2017, como decía al inicio de esta carta, ha sido un ejercicio especial, difícil y retador, pero es precisamente por eso que cada año seguimos aprendiendo y mejorando con el fin de seguir ofreciendo lo mejor de nosotros a todos los socios que nos dan su confianza. Y es gracias a los socios y a nuestro equipo de profesionales que hemos conseguido que haya sido un muy buen año. 

Porque nuestro reto no es ser una entidad grande, sino una gran entidad al servicio de nuestros socios.

José Oriol Sala Arlandis 

Presidente


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies. Aceptar